31 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda- Las Angustias

 Hermandad del Stmos. Cristo de los Remedios y Ntra. 
Sra. de las Angustias. 


Se puede aseverar, que la cofradía de los Remedios sita en la Santísima Trinidad (así se cita en los registros del real subsidio ), se fundó en año 1.633. Aunque más difícil es datar la cofradía de la Virgen de las Angustias. De esta existe una carta enviada desde Málaga por D. Diego Antonio de Sepulveda el 4 de Septiembre de 1.690, solicitando de la cofradía de las Angustias un informe de su bisabuelo como hermano de dicha agrupación. El siguiente documento de esta hermandad está datado el día 16 de Febrero de 1.841, que es cuando se actualizan los estatutos, a raíz de la donación de una Piedad que se colocará en la capilla de la Santa Cruz del convento Trinitario. Posteriormente, se averiguaría que en Ronda existía una hermandad encardinada en el convento de la Merced y llamada Nuestra Señora de las Angustias, y establecida allí desde el año 1.595 ocupando una bellisima capilla realizada por Bustamante "El viejo". Creemos, que tras la supresión del convento en 1.822 y viendo la dejadez y el peligro en que se encontraba el templo, decidieran trasladarse al convento de los trinitarios Descalzos



Existe carta de un hermano solicitando un certificado a la Hermandad de Nuestra Señora de las Angustias del 4 de Septiembre de 1690. Así mismo la Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios se reorganizó en 1844, fusionándose con la Hermandad de las Angustias en 1959.




Se veneraba la primitiva imagen en el Convento que fue de Trinitarios Descalzos en las afueras de la población, lugar conocido por los “ Descalzos Viejos”.

  De ella se cuentan hechos sobrenaturales. Con motivo de trasladarse la Comunidad al nuevo Convento, hoy Parroquia de Santa Cecilia, y disponerse a llevar al Cristo, “ no alcanzaron fuerzas humanas a removerlo del lugar que ocupaba; puede inferirse  quería el Señor venir más decorado en las sagradas manos de aquel Prelado, éste lo tomó y condujo en procesión cual si fuese un crucifijo pequeño hasta esta su nueva casa”. Fue colocada la imagen en el frente del refertorio  de la Comunidad. Cuando “ el vómito negro asolaba las poblaciones (a Málaga entre ellas) fue sacando el Santísimo Cristo de los Remedios en procesión publica”. Cesó la epidemia o como dicen las memorias que a manos tenemos “ quedó en aquel estado la epidemia sin repetirse un caso ni en las reproducciones que sufrieron otros puntos de Andalucía”, por cuyo favor promovieron unos devotos una capilla donde se diese al Señor un culto mas decente y mas publico.
       En 1832 Se hallaba el Santísimo Cristo colocado en el altar mayor, su Santísima Madre a los pies, ricamente alhajada, “cuando al medio día y cerrada la Iglesia, se incendió el altar, siendo víctima del fuego entre otras cosas, nuestra Madre Dolorosa”... “el Señor quedó ileso entre las llamas, algún tanto ennegrecidas las piernas en señal de haber estado en medio del fuego sin quemarse”.
      En 1834 hacia estragos en Ronda, como en toda la provincia y en la nación entera, la mortífera enfermedad del cólera morbo.     
       El pueblo se congregó a las puertas del convento Trinitario entre plegarias y lagrimas.
      Y en una de aquellas noches tristes, el Cristo de los Remedios recorrió las calles sombrías de la aterrorizada ciudad, llevando la paz y el consuelo, en procesión de penitencia, a sus desventurados moradores.
      Al salir el Señor, por las puertas del templo, se cuenta en sus anales, “ Se dejó ver como un globo luminoso que, atravesando la atmósfera por encima de la iglesia del oriente al poniente, por algunos instantes convirtió la noche en día. Ello es que en Ronda, aquella devastadora plaga fue mucho más benigna, a pesar de ser furiosa y mortífera, aún en los pueblos  más cercanos.  
      Doce años más tarde la Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios, se reorganiza el 19 de Septiembre de 1844, para dar culto a la imagen de un crucificado que se encontraba en el reflectorio del convento de los Trinitarios Descalzos.      
      De laprimera reunión se guarda el acta. En la Semana santa del año siguiente ya sale en procesión el Cristo de los remedios según consta en acta del 9 de Marzo de 1845 en que se recogen los gastos de la reparación de la capilla y del trono del cristo. 
      El 12 de Marzo de 1845  D. Fray Domingo de Silos Moreno Obispo de Cádiz y Algeciras, concede cuarenta días de Indulgencias cada vez que  devotamente rezaren un credo a la imagen de Cristo Jesús de los Remedios, otros cuarenta a los que asistan al quinario y otros cuarenta a los que se inscriban en la cofradía de dicho titulo.
      El  5 de Junio de 1845, el Sr. D. Gaspar Atienza y Salvatierra ordena  a todos los mayordomos de las Hermandades Religiosas, hagan entrega inmediatamente de dos ejemplares de las constituciones, a  D. Diego de Reina Prior de la Cofradía del Stmo. Cristo de los Remedios, cita en el es extinguido Convento de los Descalzos el cual entrego dos copias de la cofradía por mano del Secretario de la misma D. José Granados por hallarse dicho Señor enfermo firmando de que certifico, (en dicho documento no aparece firma alguna). 



      En los años siguientes tenemos noticia de la restauración del Cristo muy deteriorado por el profesor Juan Santos, así como de las diferentes elecciones para prior y secretario de la hermandad recayendo en las mismas personas que venían ocupando los puestos, D. Diego Reyna y D. José Maria Granados. Será en el año 1849 cuando sé de entrada en la hermandad a la imagen de María Magdalena quedando reflejado en el acta de la reunión celebrada el día 22 de marzo de 1849.
       En el año 1890 se compra un trono para la procesión del Cristo por un valor de 3500 reales, el trono según las actas es de plata y con cuatro candelabros. Y el 30 de Marzo 1901 se adquiere un palio bordado a mano por  D. Andrés Ruiz, por valor de 1700 reales.
       El 10 de Marzo de 1918 las camareras propone se reforme la túnica de terciopelo de María Magdalena con un nuevo bordado cuyos gasto lo abonarían con recolecta iniciada particular por las camareras sin coste para la hermandad.
       La Hermandad del Cristo de los Remedios Comienza a ser llamada cariñosamente “de los comerciantes” constancia de ello empezamos a tener en 1917 cuando queda reflejada la intención de los miembros de la junta de dar entrada al mayor número de hermanos pertenecientes al comercio, con el objeto de dar mayor impulso a la cofradía”En el mismo acta queda reflejado que...” Debido a la avanzada edad de los Sres. Vicente Callejo Pascual y Faustino Peralta Mayordomo y Depositario respectivamente dejan sus cargos, que con beneplácito de todos venían desempeñando y quedarán honoríficamente en sus cargos, son nombrados D. Manuel  Siles Mora y Andrés Gutiérrez Requera...”. 
       El 13 de Abril de 1919 se da cuenta por la Junta de la compra un nuevo trono de plata  no pudiendo fijar su costo por no haber llegado la factura, se recoge la suma de 2.841 pesetas para la compra del trono, que solo se utiliza diez años .
       El día 9 de abril de 1922 se presenta en la Junta la solicitud por parte del Mayordomo  de las Angustias de procesionar juntos, para satisfacer la petición de muchos hermanos de dicha cofradía que habían contribuido en la compra del trono del Cristo.
      Tras varios años de dificultades a la hora de salida y de un cabildo de elecciones en 1926 donde sale de nuevo elegido mayordomo D. Manuel Siles Grancián que  había sustituido a su padre años antes al frente de la hermandad.El 10 de Abril de 1927, el Sr. Aguilar Gracián expone al cabildo la posibilidad de que la Hermandad de Ntra. Sra. De las Angustias, por razones de índole interior, no saque a su imagen procesionalmente  el Viernes Santo, y estima pertinente se estudie por nuestra cofradía, si se hace causa común con la actitud que adopte la Hermandad de las Angustias o bien, hacer caso omiso a sus resoluciones, sacando nuestra imagen en procesión, separadamente, el 12 de abril informa la junta que se ha llegado a un acuerdo para la salida del Viernes Santo.
      En 1930 se compra un trono para el cristo de los Remedios, pues esta Hermandad en su espíritu de superación , encarga el trono de estilo barroco cuyo costo es de 8.904 pesetas a las Escuelas Profesionales Salesianas de Sevilla, de la que era Director por aquellas fechas, 1929, D. Salvador Rosés, que por sus gestiones y gran celo en beneficio de la Hermandad fue nombrado Mayordomo de Honor ( el mismo trono que actualmente lleva la Virgen de las Angustias).


       En cabildo de 18 de Marzo de 1932, el mayordomo señor Siles pone en conocimiento de los hermanos, si debemos salir en procesión este año, haciendo uso de la palabra varios de los asistentes y exponen que debido al acuerdo tomado por casi todas las cofradías no debemos salir, pero el número de hermanos no es suficiente para tomar este acuerdo se aplaza para el siguiente día , vueltos a reunir se acuerda por unanimidad no salir en procesión en esta Semana Santa. 
       Será el 24 de Marzo de 1934 en cabildo general extraordinario, cuando se estudie por primera vez en junta seriamente la posibilidad de fusión con la hermandad de la Angustias como propuesta de ambos mayordomos.
       Según acta de 7 de Abril de 1946, hace referencia  que en julio de 1936 fecha en que por la guerra civil se destruyeron en la hoguera a las puertas del templo de los Descalzos, las imágenes de Nuestro Cristo de los Remedios, así como la mayor parte de las piezas de su magnifico paso y enseres de cultos que allí se congregaban.
       Así mismo se reorganiza la hermandad por un grupo de cofrades perteneciente al comercio, industria, banca y ahorro, de cuyos gremios se nutria nuestra Hermandad, Saliendo ese mismo año con un Cristo donado por D. Manuel  Siles Gracián, estableciéndose cuatro artículos indispensables. 
        En 1947 la salida procesional se realiza en unas andas cedidas por el Colegio Salesianos del Sagrado Corazón.
       El 2 de abril de 1948 el mayordomo da cuenta de haberse construido un paso por el artista Rondeño Señor Hernández y que no contando para hacer frente a estos gastos, proponía contratar un crédito personal de veinte mil pesetas con el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Ronda, con la garantía de los Hermanos que quisieren avalarlo.
      El 16 de Abril de 1950, el Secretario de la Hermandad quiere hacer saber el sentir de muchos Hermanos, por lo que cree oportuno darlo a conocer y expone se trata de la adquisición de una buena imagen de nuestro titular, toda vez que el existente  no tiene mas que el recuerdo de su donante Hermano D. Manuel Siles precisamente en  momentos en los que ni se podía adquirir otra cosa, ni daba lugar a ello al querer reorganizar tan deprisa la Hermandad.
      Con Respecto a la hermandad de La Virgen de las Angustias. En los archivos de la Chancillería de Granada tenemos testimonios documentales, fechados en el siglo XVI concretamente en 1599. Se alude en él a que la cofradía de San Miguel, reclama por lo que considera una injusticia, dice “ha muchos años que está fundada” y cita a las que se constituyen en la parte opuesta del litigio, que son las del Santo Sepulcro, la del Cristo de la Sangre y la de las Angustias.
      Como deducción, y teniendo en cuenta que en la época existían ya tres parroquias en Ronda, la de Santa María de laEncarnación Mayor, fundada en el mismo año de la conquista, es decir en 1485; la del Espíritu Santo, y la de Santa Cecilia, creadas ambas en 1545.
      Un documento consistente en una carta firmada por D. Diego Antonio de Sepúlveda y Gálvez fechada en Málaga el 4 de Septiembre de 1690 en la que se solicita una partida al licenciado Juan Coral por parte de Francisco Menéndez Sotomayor que según el escrito fue miembro de la hermandad de Ronda.
       En el año 1839 el párroco de la iglesia de Santa Cecilia D. Juan Candelera y surga y el Teniente D. Manuel Ruiz Almirón, prior del Convento de los Trinitarios piden a D. José de  Siles y Guerrero coloque la imagen que posee de la Virgen de las Angustias en la Capilla de la Santa Cruz del convento. Siles ante el estado de deterioro en que se encontraba la restaura de su propio bolsillo. Finalizadas las obras en 1839 es trasladada la imagen hasta la iglesia siendo vicario y juez eclesiástico D. Pedro Barroso y Castro quien ayuda a reorganizar la hermandad de las Angustias el 23 de abril de 1840 “... Para aumento de la devoción y buen ejemplo de los fieles...” (sic).
       Será el 16 de febrero de 1841 cuando lleguen aprobados los estatutos.
      Ya a principios del siglo XX el destino de la hermandad comienza a unirse al caminar de la cofradía del Cristo de los Remedios llegando ya a compartir el camarín para el culto diario.
      El 5 de Junio de 1845, el Sr. D. Gaspar Atienza y Salvatierra ordena a todos los mayordomos de las Hermandades Religiosas, hagan entrega inmediatamente de dos ejemplares de las constituciones,  a D. Juan Almario Mayordomo de la Hermandad de Ntra. Sra. De las Angustias cita en el Extinguido Convento de los Descalzos, el que entrego dos copias de las constituciones y no firmo por expresar no saber de que certifico.
       Aunque no podemos precisar la fecha aproximadamente sobre estos años el político Rondeño D. Antonio de los Ríos Rosa es condecorado con la Real Orden del Toisón de Oro, regalando a Nuestra Señora de las Angustias de Ronda una replica la cual se conserva en la actualidad.
      El 9 de abril de 1922 se presenta una solicitud por parte del mayordomo al hermano mayor del Cristo de los Remedios para que “.. fuésemos a la ciudad en procesión para satisfacer a muchos de los hermanos de dicha cofradía...”
      En el Cabildo celebrado el 13 de abril de 1930 se propone hacer un nuevo itinerario pasando por la plaza de lamiable y la subida por la calle Prim, de ambas hermandades.
       En 1934 se comienza el proyecto de unión que queda paralizado al estallar la guerra civil española.
      En el cabildo celebrado por la hermandad del Cristo de los Remedios el día 8 de marzo de 1959 él hasta entonces hermano mayor D. Victoriano Borrego Marín deja el cargo que pasa a ser ocupado por D. Cayetano Chantar Carrasco.
      Tras el nombramiento que es confirmado por el Vicario D. José Parra Grossi el nuevo Mayordomo informa que “... Puesto al habla con la junta de gobierno de la hermandad de las Angustias y principalmente con D. Enrique y Andrés Castillo Maldonado fervorosos devotos de la Virgen se Propone la fusión de ambas cofradías con una junta de gobierno y estatutos únicos...”(sic).
       Lo mismo sucede con la hermandad de las Angustias  que celebra el cabildo el día 15 de marzo de 1959, domingo de ramos, en el acta leemos literalmente.
      “... Termina el Rvdo. D. José Parra haciendo constar su satisfacción por la idea de fusión propuesta y que él aprueba plenamente.
        Se propone la votación secreta, pero los hermanos proponen unánimemente que debe ser aprobada la fusión y que rijan los mismos estatutos que tiene la actual Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios...”(sic).
        La Junta de gobierno queda compuesta por miembros de ambas hermandades, siendo hermano mayor D. Cayetano Chantar Carrasco.
        A partir de ese momento, el hermano mayor comienza a redactar nuevos estatutos que engloben a las dos hermandades.
      En reunión urgente celebrada el 18 de marzo de 1959 se informa por parte del hermano mayor y del mayordomo Sr. Ballestero del resultado de la gestión realizada con el imaginero Antonio Castillo Lastucci para realizar una nueva imagen del Cristo de los Remedios, el Precio es de 55.000 ptas. Por un grupo escultórico que constaría de Cristo de Talla, la Virgen, San Juan y María Magdalena. Se da a conocer el contrato firmado. En la misma reunión se acuerda nombrar al Sr. John Davis Lodge, embajador de EE.UU. en España hermano Mayor Honorario.
      También se acuerda trasladar la imagen de la Virgen de las Angustias, que el 3 de Abril de 1949 había donado a la Hermandad Dª Paz García y Ponce de León para su culto y que ocupaba la capilla del lado de la Epístola del altar mayor, hasta su camarín el primero entrando por la izquierda de la iglesia.
       En junio de 1959 se organiza un “ Festival de Arte Español” en el teatro Espinel con la actuación de diferentes grupos, con el fin de recaudar fondos para el pago de las imágenes, con el mismo  fin se organiza también un festival en la Real maestranza de Caballería que resulta un fracaso, y una  tómbola en la feria de Pedro romero que si funciona bastante bien.
       En noviembre de ese mismo año Dª Eulalia Aparicio vende por un módico precio un retablo del s. XVI para la Capilla de la Virgen de las Angustias, quedando inaugurado el Camarín, con la presencia de la Junta provincial de la hermandad de Alférez Provisionales de cuya Hermandad nacional es patrona la Virgen de las Angustias de Granada.
       En marzo de 1960 D. José Herrera Ventura, Mayordomo de paso del Cristo, ofrece la proyección de una película en el teatro Espinel para recaudar fondos para terminar de pagar las imágenes al escultor y que puedan procesionarse durante esa semana santa, cosa que se consigue.
Durante el desfile procesional de 1.961 el Embajador  de los Estados Unidos de América forma parte de la presidencia en la estación penitencial de la Hermandad.
       Poco a poco la hermandad va superando las dificultades que se le presentan, en 1970 se decide dejar paso a un gran numero de jóvenes en la junta de hermandad.
       En 1988 el artífice de la fusión Cayetano Chantar, por motivos de salud decide retirarse del cargo, dejando paso al que seria otro de los grandes impulsores de la misma Cándido Ruiz Cabrera que dejó Cayetano en el lugar de honor tanto en el desfile del Viernes Santo como en todos los actos representativos, hasta el momento de su fallecimiento en 1990.
      Con la entrada de Cándido y de la Junta elegida por él la hermandad adquiere un gran impulso, creándose actos como la concentración de cruces de mayo en la plaza de los Descalzos o la organización de la Velada de San Juan,  además recién aceptado el cargo de Hermano Mayor encarga a los talleres de San Antonio de Ronda un trono para el Cristo de los Remedios, de madera.
       También y como incorporación muy importante crea la “Juventud Cofrade”, sacando el Viernes de Dolores en los años 1991,92,93, los jóvenes de la Hermandad, en vía Crucis la imagen de Ntro. Sr. Cautivo en su Humildad, propiedad de una Hermana, por las calles de alrededor de la parroquia.
       El 28 de Febrero de 1.992 se celebra en la Parroquia de Santa Cecilia un día de encuentro de Padres Trinitarios siendo el momento cumbre la eucaristía, participando la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad.


       Tras el repentino fallecimiento de Cándido Ruiz en Septiembre de 1993. Es D. José Pascual, que fue vice-hermano mayor con Cándido quien ocupa el cargo de hermano mayor, que continua impulsando la labor comenzada por su antecesor. Uno de cuyos logros en este corto espacio de tiempo ha sido la adquisición en 1.994 de la actual imagen de Nuestro Señor Cautivo en su Humildad, obra del imaginero Sevillano Emilio López Olmedo . 


        Con fecha de 29 de Septiembre de 1.994, existiendo muchos abogados de Ronda que son Hermanos de nuestra Hermandad, y teniendo en cuenta que esta profesión tiene cierta similitud con el trabajo que actual mente desarrollan los Trinitarios con los presos, fue nombrado Hermano Mayor Honorario el Ilustre Colegio de Abogados de Málaga, por acuerdo del Obispado de Málaga de fecha 2 de Diciembre de 1.994 fue ratificado dicho nombramiento, siendo la entrega del nombramiento  el 4 de Marzo de 1.995.
        El 19 de Septiembre de 1.995 se celebra el ciento cincuenta aniversario de la reorganización de la Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios, como acto cumbre se realiza un traslado en Vía Crucis desde el antiguo convento de Trinitarios situado en las faldas del Tajo hasta el nuevo convento Trinitario (hoy parroquia de Santa Cecilia).
        Ese mismo año 1995 se decide incluir en el habito del nazareno el escapulario trinitario en la sección del Cristo el escapulario es negro con la cruz trinitaria sobre fondo blanco y en la sección de la Virgen el escapulario es blanco con la cruz trinitaria en el pecho.
       El 28 de Febrero de 1.996 se celebra en la Parroquia de Santa Cecilia antiguo convento Trinitario la convivencia anual de los Padres Trinitarios de Andalucía, tras celebrar la Santa Misa, el Capellán de la prisión de Málaga, D. Pedro Gutiérrez, impuso la Cruz Trinitaria a Nuestro Señor Cautivo en su Humildad.
       En 1.998 durante la restauración de la Parroquia de Santa Cecilia, la Congregación de Madres de los Desamparados de San José de la Montaña acogieron a las imágenes de nuestra Hermandad en su capilla para darle culto durante el tiempo que durara la restauración, la Hermandad agradecida Solicito a dicha congregación una reliquia de su fundadora Madre Petra de San José de la Montaña, desde ese momento sale el Viernes Santo procesionada en el trono del Santísimo Cristo de los Remedios.

30 agosto 2013

aplicación para la magna de cordoba dia 14 de septiembre

                                     Nueva aplicación para play store para la magna de cordoba


29 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda-Padre Jesus

Muy Venerable y Antigua Hermandad de Nuestro Padre Jesus Nazareno y Nustra Señora de los Dolores 

Para hablar de los orígenes de la Hermandad debemos remontarnos a un listado de hermanos de cera de la procesión, con fecha del año 1698, lo que indica que ya llevaba varios años constituida, por lo que se puede situar el comienzo de la cofradía en la segunda mitad del siglo XVII. Otros documentos hacen referencia a una salida procesional en la tarde del Miércoles Santo del año 1708 y de la integración de la Hermandad de la congregación del Santo Rosario en el año 1734. En el mes de abril de 1776 aparece el documento que refleja la concesión de las Constituciones de la Cofradía por el Obispado de Málaga, al haberse perdido las antiguas. Éstas son las que aparecen en el cuadro de Hermandades existentes en Ronda con fecha del 31 de diciembre de 1849.






Canónicamente establecida desde sus inicios en la parroquia, entonces de Santa Cecilia, actual Padre Jesús. Las imágenes son de un enorme valor escultórico y sobrecogedora belleza plástica. El Nazareno aparece portando la pesada Cruz , ayudado por el Cirineo. Según cuenta la leyenda, era tan perfecta la obra del artista del siglo XVI que la emoción de contemplarla fue la causa de su muerte. En 1910 se realiza una reforma de los estatutos originales.





En el intervalo de los años 1920-1928 se amplía el tamaño del paso de Padre Jesús, pasando a ser de plata con líneas más góticas que barrocas, pero en lugar de ser de costaleros pasa a ir portado por hermanos que lo llevan en sus hombros apoyados sobre palos, que serán ayudados por horquillas. Las parihuelas en las que iba la Virgen son sustituidas por un paso completo sevillano de costaleros que se compró a la hermandad de pasión de Sevilla en el año 1928, al igual que el manto de la Virgen del que destacan los bordados en oro y la paloma en relieve, igualmente de oro. El antiguo paso de Nuestra Señora de los Dolores se vende a la Hermandad del Señor de la Escala sirviendo más tarde de peana a Nuestra Señora del Buen Amor. En el año 1966 se pasan los bordados del manto, que era negro, a un magnífico terciopelo de Lyón rojo, trabajo realizado en el Convento rondeño de las Hermanas Franciscanas.

En el año 1936 estalla la guerra civil y las imágenes de los titulares se profanan y queman, lo que causa un enorme impacto en el pueblo rondeño. La imagen de Nuestro Padre Jesús era una maravillosa talla articula y con cabellera de pelos naturales y rica túnica morada bordada en oro datada en el siglo XVIII y de la Escuela Sevillana y catalogada dicha imagen en torno al círculo del imaginero D. Francisco Ocampo de Figueroa. La antigua imagen de Nuestra Señora de los Dolores, según una fotografía de D. Miguel Martín, nos presenta una talla Dolorosa del siglo XVII con una corona de aureola con 12 estrellas según San Juan en el Apocalipsis. De esta quema sólo logran salvarse algunos enseres que estaban fuera del templo, entre ellos el manto.



En 1937 el fervor popular hace que un grupo de cofrades reorganice la Hermandad y en el año 1942 se le encargan al imaginero sevillano Castillo Lastrucci las tallas de Nuestra Padre Jesús y de la Virgen de los Dolores.
En el año 1978, se recupera la tradición y los dos tronos vuelven a ser portados por costaleros. En el año 1980 se ve cumplido uno de los sueños al adquirirse un solar que con el tiempo se convertiría en Casa de Hermandad-
Entre sus Hermanos Mayores Honorarios se cuenta con el Excelentísimo Ayuntamiento de la ciudad de Ronda, la Real Maestranza de Caballería de Ronda y el recordado D. Cayetano Ordóñez Aguilera “Niño de la Palma” 26 de marzo 1942.







Esta antigua Parroquia de Santa Cecilia, desde sus orígenes fue la Sede Canónica de la  Hermandad de Padre Jesús Nazareno, además de otras Hermandades, residentes en la Ciudad de Ronda, como aparece en el Estadillo de Cofradías y Asociaciones Religiosas, firmado por el Vicario de aquella época Rvdo. D. José Ramón Guerrero Horrillo.
   Nuestros Titulares entonces estaban compuestos por la Hermandad de Padre Jesús Nazareno, cuyo Mayodormo y Depositario era D. José Justo y la Hermandad de la Soledad, con D. Juan Vázquez como Mayordomo y Depositario, ambas se procesioban el Viernes Santo.
   El origen de esta antigua parroquia de Santa Cecilia, hoy Padre Jesús, se remonta a los tiempos de recién terminada la Reconquista, siendo el primer templo cristiano de aquella época.

PADRE JESÚS NAZARENO
 Tres hechos fundamentales hacen posible que esta hermandad cuente

 con un considerable número de tallas históricas: su considerable antigüedad, la especial veneración que profesa en gran número de rondeños, y el ensañamiento al que la Iglesia en que guardaba su patrimonio fue sometido durante la barbarie bélica de 1936. Fueron justamente los acontecimientos que trajo consigo la Guerra Civil los que acabaron con las antiguas imágenes de la hermandad. Aquel triste mes de febrero ardieron todas las imágenes, titulares o secundarias, con las que contaba la hermandad. Gran conmoción causó en toda Ronda la destrucción de Ntro. Padre Jesús Nazareno, pues desde antiguo era una de las imágenes más queridas y admiradas de Ronda. Ésta, que comenzaría a procesionar con la hermandad en el siglo XVIII – la inexistencia de referencias documentales nos impiden hacer más precisiones al respecto-, continuó haciéndolo con certeza hasta 1935, ya que su cremación en 1936 impidió que lo siguiera haciendo en los años sucesivos.



Se trataba de una talla anónima, datable en la primera mitad del siglo XVIII, articulada y de vestir. En ella llamaba la atención rasgos tan de su época como el pelo natural, la abundante y puntiaguda barba, la poderosa zancada con la que adelanta el paso (avanzando para ella la pierna izquierda), su posición flexionada, el leve giro a la derecha de su cabeza o la característica expresividad de su rostro; de gran dulzura y sereno sufrir, en el que destacan elementos tan barrocos como la posición inclinada de la cabeza, los entornados ojos de cristal, unos amplios y muy marcados párpados bajo pronunciado arco ciliar, la escasa presencia de sangre, su esbelta y puntiaguda nariz –de gran relieve y con las aleta nasales buscando dar impresión de dolor al rostro-, y una bastante bien modelada boca, que imprimía realismo al rostro al dejar ver la talla de los dientes y parte de la lengua.
El Nazareno acumuló no pocas leyendas; así, fue común mencionar a principios del pasado siglo que el artista que lo talló en el siglo XVI, tras contemplar su obra finalizada y comprobar su proverbial belleza, murió de la emoción. Pero no era para tanto. La talla, a pesar de presentar notables méritos artísticos, no se aproximaba a las mejores realizaciones de su época. Se nos presentaba aceptablemente modelado y con una más que aceptable adaptación a los modelos iconográficos dieciochescos, y aunque presentaba  rasgos tales como la cabellera de pelo natural, que nos pueden hacer pensar en su adscripción a la escuela granadina, se trataba en realidad de un Nazareno de escuela sevillana, que seguía los parámetros impuestos por el círculo de la familia Roldán, pero sin llegar a la maestría de las obras de Pedro Roldan, su hija Luisa, Francisco Ruiz giron (discípulo de Pedro y autor del soberbio crucificado vulgarmente conocido como EL Cachorro en Sevilla) o Pedro Luque Cornejo (sobrino de Luisa Roldán y autor del rondeño Cristo de la Sangre). Pero aún sin ser una obra puntera, fue una de las mejores tallas de la Semana Santa de Ronda ha tenido a lo largo de su historia.


A través de la espléndida fotografía  de Rafael Martín conservada en una colección  particular rondeña, y por razón del oportuno análisis artística de la pieza, puede concluirse sin miedo a equivocarnos que la talla mariana de referencia era la obra más importante de las atesoradas en la popular iglesia y, sin duda, una de las destacadas en el panorama escultórico rondeño que se conservó hasta el primer tercio del siglo XX. En este sentido, podía equipararse a imágenes marianas de la categoría de la Virgen de la Paz –en la iglesia de San Juan de Letrán-, la Virgen del Mayor Dolor –en Santa María-  y la Virgen del Patrocinio –en las franciscana del barrio.
Sea como fuere, nos encontramos ante una escultura de candelero que presenta únicamente talladas cabeza y manos. Marcado por una expresión de dolor contenido y circunspecto, el rostro de la Dolorosa acentúa desde la serenidad aquellos rasgos más perceptibles que mueven el ánimo sensible del espectador. Así, el reflexivo sufrimiento de María se ve intensificado aquí mediante la acentuada ondulación de las cejas al fruncir levemente el ceño, la boca entreabierta que permite vislumbrar dientes y lengua y, sobre todo, unos característicos ojos almendrados de abultados párpados que denotan las marcas inconfundibles de quien llora desconsoladamente. Todo ello, condicionado a la evidente inclinación lateral de la cabeza y la mirada baja de abstraído y meditabundo gesto. Por su parte, las carnosas manos de la escultura extienden los dedos con delicadeza, juntando levemente el anular y el corazón, y desplazando hacia atrás el meñique, en pro de esa actitud de dolor interiorizado que se quiere transmitir. Estas características, junto a los volúmenes redondeados de su fisonomía, retrotraen la factura de la obra a finales del siglo XVII y principios del XVIII, pudiéndose circunscribir a talleres de esculturas sevillanas muy cercanos a la figura de Pedro Roldan. Efectivamente se encuentran ciertas similitudes formales y estéticas con la producción de su hija Luisa Roldan popularmente conocida como “La Roldana”, en especial con las esculturas del Nazareno y la Dolorosa que ejecutó hacia 1697-1701 para el convento de religiosas franciscanas de Sisane (Cuenca)

Historia de la Semana Santa de Ronda- Vera Cruz

Venerable, Ilustre y Santa Hermandad sacramental de Paz y Caridad y de la Vera Cruz , Sangre y Llagas de Nuestro Señor Jesucirsto, Maria Santisima de la Luz, Nuestro Señor del Perdon, Maria Santisima de las Penas en el Misterio de su Inmacilada Concepcion ,San Francisco y Santa Clara de Asis y San Juan de Dios .



La hermandad es la mas antigua de ronda fundada en los años 1.500 tenia entonces iglesia y establecimiento propio en el edificio que hoy alberga las Hermanas de la Cruz.Con la desamortizasion de Mendizabal no pudiero expropiar dicha sede pero si clausurason dicho establecimiento ya referidos.En compensación le dieron a Caridad y caridad la iglesia que existía en el hospital de San Juan de Dios situado en la calle armiñan.

Actualizan los estatutos aunque se sigue manteniendo el que solo puede ser hermano los clerigos  y o los que tuvieran titulo de Facultad Mayor.
Durante la guerra quemaron los registro de la ciudad lo que dio posteriormente a que el Ayuntamiento registrara la capilla de la hermandad como suya. En el 1.977  fue reconocido por la corporación en pleno el error cometido y se acordó ceder un  local en la parte posterior al ayuntamiento, actual mente la capilla de Nuestro Señor del Perdón .




 





















El 13 de Febrero de 1992  se reorganizo la hermandad Hermandad sacramental de Paz y Caridad y de la Vera Cruz , Sangre y Llagas de Nuestro Señor Jesucirsto, consigiendo de esta forma el tan deseado carácter de la Penitencial de la historica Vera Cruz unido al glorioso de la Cruz de Mayo.  


Según dice la hermandad

28 agosto 2013

Rocio de la fe

       

                                                        NO es cartel oficial


27 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda- Ecce homo

Hermandad de Ecce Homo , Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora del Buen Amor

No se puede  determinar la fecha exacta  de la fundación de la hermandad por que se perdió los estatutos . Pero se conserva un recibo del día 8 de mayo  1.713 , de entrega  en el Convento  de la Santísima Trinida de Redentores Calzado de ronda (Convento de Santo Domingo).

Su sede canónica fue la Parroquia de San Juan de Letran ( Santuario de Ntra. Sra. de la Paz). Fue trasladado a la Iglesia  Santa Maria de la Encarnación la Mayor, estando expuesto su titular , Ntro. Sr,  Ecce Homo a la devoción del publico asta nuestros días que corona la Santa Escala . Titulo que se le da  a esta escalera después de la bula Indulgencia Plenarias otorgada por Inocencio XIII  el 24 de Nobiembre 1.722 .
Tradicion que se conserva asta el día de hoy conociéndose como  Ntro. Sr,  Ecce Homo y a la Hermandad de Nuestro Señor de la Escala.

El principal fin de la hermandad era dar culto a su titular  y procesionar en la tarde del Jueves santo. Esta tradición se mantuvo entre los años 1.942 y 1.945 con la Hdad. Ntro. Sr,  Ecce Homo , surgiendo diferencia entre ambas Hermandades que llegaron a un acuerdo de que no saliese el Jueves Santo la imagen de la Virgen de la Paz, pero si el Viernes Santo como Paz y Soledad . Las diferencias comenzaron por que la procecion de ese año la Hermnadad de la Paz contrato tres bandas y la del Señor de la Escala ninguna , solicitando el favor que le cediera una para  el encabezado de la procesion siendo esta denegada. La hermandad de Ntro. Sr,  Ecce Homo aligero en el recorrido y viendo que la Virgen  tardaba  en su recorrido se encerró sin esperarla .
El desfile procesional lo componían la hermandades que tenían la misma sede Canónica. El año siguiente al bajar el trono del Señor  por los escalones de salida de la Iglesia  de Santa Maria la Mayor , se le parte un varal a la que obliga hacer una larga parada al llegar a la cuesta de Santo Domingo donde tenia el taller los Hermanos Hernandez para arreglarlo provisional mente.

La hermandad Ntra. Sra. de la Paz continuo su itinerario sin espera en ningún momento y llegando a la Iglesia bastante antes que el señor. Al año siguiente salio Hdad. Ntro. Sr,  Ecce Homo SOLO junto a la hermandad de Vera-cuz  es muy probable que saliera anterior a 1.849. La Vera-cruz  seria conducida por seis orquillero necesario no obstante irán revestido con la túnica de la hermandad . La Vera-Cruz fue destrozada a hachazo y quemada en la puerta de la Iglesia ,en febrero 1.936 .
En el 1.937 hizo la Estación Penitencial solo la Hdad. Ntro. Sr,  Ecce Homo siendo la única que procesiono ese año.

 Ya en el 1.938 procesionan  Hdad. Ntro. Sr,  Ecce Homo , Cristo Crucificado y Ntra. Sra. de la Paz , la
hermandad ostentaba el privilegio de poner en libertad a un preso de la cárcel de ronda .



 En los año que la Estación Penitencial se hacia en la Iglesia de Ntra. Sra. de la Paz .



En el 1.948 se autoriza la salida procesional Ntra. Sra de Araceli . Era una imagen emprestada por y propiedad de la familia Serratosa asta el año 1.969 .





En el 1.970 la junta aprueba la donación de una Virgen con el titulo de Nuestra Señora  del Buen Amor  hace su primer desfile procesinal ese mismo año.



En el 1.977 la Hermandad obtuvo el titulo de Hermandad de Nuestro Señor del Ecco Homo y Nuestra Señora del Buen Amor que procesionan solas asta 1.981.




En el  1.980 se acuerda que la legión procesionara  a su Patrón el Cristo de la Buena Muerte , en la tarde-noche del Jueves Santo en la Estación Penitencial  de la Hermandad de  Ntro. Sr,  Ecce Homo y Ntra. Sra del Buen Amor .


Historia de la Semana Santa de Ronda - EL SILENCIO

Hermandad de STMO. Cristo de la Sangre y Ntra. Sra. del Mayor Dolor.




La existencia de la hermandad data 1.568 después de  un tiempo de inactividad , su reorganizasion  tubo lugar en el mes de Marzo 1.947.



Otra referencia importante de la hermandad apareciendo algunos documento y crónicas de Ronda en el 1.568 aunque la referencia clara la tenemos en la historia de Ronda escrita, por Moretti  ( S.XIX ) donde se hace mención a la Hermdandad estaba consolidad ya en la Iglesia de San Jasinto de Letran  el Real en el año 1.683.







 La imagen del Santisimo Cristo de la Sangre que tallara Pedro Luque Cornejo en el 1.737 sobrino de la Roldana












Ntra. Sra. del Mayor Dolor  del imaginero Alonso cano, discípulo de Pedro de Mena 1.737











26 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda - La Columna

Hermandad de Nuestro padre jesus en la Columna y Maria Santísima de la Esperanza.

Con algo más de medio siglo de vida, Nuestra Hermandad se ha convertido en una de las de mayor arraigo y numero de hermanos de toda Ronda. Su fundación se remonta al año 1948 cuando un grupo de intelectuales Rondeños encabezados por el insigne poeta Pedro Pérez-Clotet, deciden organizar una cofradía para que recorriera, el Martes Santo, las calles de Ronda. En 1948 se crea una Comisión o Junta de Gobierno encabezada por el poeta. Recogemos literalmente parte del acta fundacional:  "...Reunidos y acordada la fundación, se nombra de mayordomo a D. Pedro Pérez Clotet, vecino de Ronda, persona que reúne las mejores condiciones para ostentar dicho cargo por su religiosidad y personalidad artística, alabada por sus triunfos en el ámbito de la poesía española. Redactan los estatutos actuando como secretario D. Remigio Morillas Cano y son sometidos a la aprobación del Obispado con la intervención del Vicario Arcipreste D. Francisco Márquez Artacho en 1949 que son devueltos y aprobados en Febrero de 1950. En este año no se realiza estación de penitencia, pero si los cultos, un quinario predicado por el misionero Salesiano Francisco Mármol Chamorro.





La Hermandad queda establecida canónicamente a la Parroquia del Socorro, pero se empezaron a realizar obras en la misma, mientras nuestra hermandad quedó establecida provisionalmente en la Iglesia de la Merced. Pese a las Obras del Socorro, la hermandad seguía saliendo cada Martes Santo desde su interior hasta que las obras fueron concluyendo y se le puso el actual portalón con lo que imposibilitó la salida desde su interior. En el año 1952, el obispado cede la Ermita de la Concepción, templo del S. XVI, en esos momentos prácticamente abandonado, a la hermandad para que se den en ella cultos a los Titulares. La cofradía empieza a crecer y se acuerda comprar un trono de segunda mano para el Cristo siendo restaurado por el artista Rondeño D. Juan Hernández. Este año se realiza la segunda salida penitencial desde la Ermita de la Concepción debido al problema de la Iglesia del Socorro y por segundo año consecutivo la Virgen sale con un manto de flores por carecer del mismo.


 La hermandad vuelve a salir del Socorro en el año 1953. 

 La hermandad  sale el Martes Santo desde el Asilo de Ancianos año 1955.

 La hermandad sale desde la Ermita de la Concepción año 1967.

 La hermandad sale desde el Convento de Santo Domingo año 1968.



Tras tres salidas procesionales desde el Convento de Santo Domingo, siendo este refugio de muchas Hermandades Rondeñas, debido al mal estado de la Ermita de la Concepción. Debido a la dificultad de conseguir hermanos, se le ocurrió la idea de llevar la Hermandad a San Cristóbal para intentar enfocarla en esta barriada, la idea fue buena pero los momentos no eran los más apropiados, puesto que cuando el desfile procesional iba por las Palmeras tuvieron que ayudarles la gente de la calle porque no podían con los tronos y llegaron a duras penas a la Capilla de San Cristóbal y allí quedo en el año 1970 principalmente por motivos económicos y el ya comentado problema de encontrar hermanos.  

En el 1976 se produjo el milagro gracias a D. Francisco González Soto y D. Miguel Ordoñez Jurado, jóvenes interesados por la cultura de Ronda se preocuparon por aquella hermandad que años atrás hizo el intento de llegar al barrio donde ellos vivían, reunieron un grupo de vecinos y amigos del Barrio de San Cristóbal para impulsar nuevamente la Hermandad de la Columna. Y deciden ponerla de nuevo en la calle pero esta vez el Miércoles Santo ya que se celebró una reunión con la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Ronda y el Vicario D. José Parras pidieron que la hermandad se pasara al Miércoles Santo en vez salir el Martes Santo ya que en los años de ausencia de Nuestra querida Hermandad se había consolidado el tradicional Vía-Crucis y por lo tanto era deseo de la agrupación que este día no procesionára ninguna hermandad por las calles de Ronda.



 En este primer periodo de la reorganización del a Hermandad se creó una Junta Rectora. Una vez pasada la Semana Santa de 1977. También se tuvieron que realizar los dos tronos de hierro desmontable debido al mal estado en el que llegaron a la Ermita de la Concepción que estaban comidos totalmente por la carcoma que incluso se rompieron dos varales por el camino.

En el 1979, con un número importante de hermanos y una barriada, la de San Cristóbal, se decide realizar el palio para Nuestra señora de la Esperanza comprado en Sevilla por encargo a D. Manuel de los Rios y se compra un nuevo Cristo en una casa de Antigüedades de Ronda ya que el anterior no era del total agrado de los miembros de la Hermandad.

En el año 1980, sale la hermandad por primera vez con la nueva imagen del Señor en la Columna y el palio con las bambalinas de terciopelo. Este año se celebra la última Romería en Honor a San Cristóbal debido que se quería potenciar y centrar la celebración de la Romería de la Virgen de la Cabeza  de Ronda.

En 1981 se estrenó en el desfile procesional cuatro hachones dorados y cuatro velones de cera roja del orfebre sevillano Manuel de los Ríos e el trono del Cristo.




 El gran proyecto de la legislatura fué la realización, por parte de las mujeres de la Hermandad, un manto para la Virgen en terciopelo verde de estilo Malagueño con dibujos de D.Francisco González Soto y bajo la supevisión y diseño de D. Miguel Ángel Rios en la Ermita. Este fué acabado y estrenado en el desfile procesional del año 1983, donde aparte del gran estreno del majestuoso manto de la Virgen salió por primera vez una Mantilla en la Semana Santa de Ronda.

25 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda -Solemne Vía Crucis Penitencial

Solemne Vía Crucis Penitencial


La década de los cincuenta había marcado el resurgir cofradiero de nuestra Ciudad. Se habían superado las dificultades económicas que llevan consigo la puesta en funcionamiento de las mismas y casi todas las actualmente existentes habían logrado alcanzar el desfile procesional.

Los misterios de la Pasión y Muerte del Señor en los pasos procesionales habían contribuido a acentuar el fervor cristiano de la oración del Vía Crucis. Cada Parroquia, en los Viernes de Cuaresma, celebraba su rezo en los cultos matutinos o vespertinos y los fieles seguían con devoción las catorce Estaciones del mismo.

En el año 1966 se creó la Unión de Cofradías. Al llegar la Semana Santa, como quiera que el Martes Santo no había Estación alguna de Penitencia, D. José Parra, Consiliario de facto de dicha unión, propuso a su Junta de Gobierno la celebración del Vía Crucis por las calles de la población.

La idea parecía buena, porque, al mismo tiempo, serviría de preparación a la celebración del Triduo Sacro del Jueves, Viernes y Sábado Santos. Había que fijar el itinerario y establecer la localización de las Estaciones.

La configuración del Conjunto Histórico de nuestra Ciudad parecía el escenario más conveniente. El itinerario parte de la Iglesia de Padre Jesús, se dirige por la fabulosa red de calles para llegar a la Colegiata de Santa María La Mayor. La luz de las velas y los rezos invaden con la mayor religiosidad este entorno monumental.

La Cuaresma de 1974 demostró que la devoción del Vía Crucis estaba profundamente arraigada en el corazón de los rondeños. Cerca de quinientas personas acudieron a la cita que, unidos al párroco D. José Parra, hicieron las diversas Parroquias entre sus feligresía.

Años más tarde, convertida la Unión de Cofradías en Agrupación de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Ronda, ésta recibió el encargo de cuidar la organización, logrando un éxito cada vez mayor.

En el 2013

Como cada Martes Santo, el recogimiento y la oración sustituyeron en la Semana Santa rondeña a los tronos, los pasos y las enormes filas de nazarenos, imágenes que se convierten en protagonistas el resto de días. Y lo hicieron de la mano del Vía Crucis Penitencial de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, que la lluvia obligó a celebrarse en el interior de la colegiata Santa María la Mayor.

24 agosto 2013

Historia de la Semana Santa de Ronda - El Huerto

Fervorosa y Popular Cofradía Penitencial y Real Hermandad  y Reparadora de Nuestro Señor Orando en el Huerto y Maria Santísima Consuelo de las Tristezas .

























Se considera como fecha fundacional la de la primera reunión de la comisión organizadora, celebrada el día 20 de abril de 1950. Los estatutos canónicos aparecen aprobados por el excelentísimo y reverendísimo señor obispo de Málaga con fecha 10 de julio del mismo año 1950. La inspiración inicial de fundar esta Cofradía en Ronda, donde nunca, anteriormente, había existido ninguna especialmente advocacionada “de la Oración del Huerto”, se debe a D. Alfonso Marín Quijada, que, hombre joven, creyente y entusiasta, propaga su idea con fervoroso dinamismo entre sus amplias relaciones sociales, eficaz y amorosamente ayudado, desde el primer momento, con ejemplaridad de autentico apostolado, por su dignísima esposa, D.ª Francisca León de Marin, diáfano modelo de mujer y de madre cristiana, prematuramente malograda, poco tiempo después, al ser llamada por Dios al descanso eterno en plena juventud.



El fervoroso matrimonio pronto logra numerosas adhesiones a su proyecto fundacional entre hombres y mujeres de Ronda y su comarca. Con los mas voluntariosos y entusiastas de entre ellos se constituye la Comisión Organizadora de la Cofradía , se estudian y redactan los estatutos-Reglas y se someten a la aprobación canónica de la Diócesis con fecha 20 de abril de 1950. Bajo la presidencia del Señor Marín Quijada formaban parte de aquella comisión, como elementos mas destacados de la misma, Don Adolfo Román Torres, Don Antonio García Montes, Don Juan Pérez Barquero, Don Rafael Ballesteros Zarza y otros colaboradores de la primera hora. También desde su iniciación se contó con el beneplácito y apoyo moral del Rvdo. Sr. D. Rafael Jiménez Cárdenas, a la sazón Vicario-Arcipreste de Ronda, que siempre demostró y dispensó su aliento y simpatía a los proyectos fundacionales.

La principal de ellas fue surgir absolutamente de la nada; por clara inspiración y deseos providenciales, según íntima convinción del propio fundador, ya que no existía ningún antecedente al respecto, ni familiar ni local, que justificara el proyecto advocacional. No se disponía de ninguna base humanamente sólida para la fundación de esta cofradía; ni destacada devoción popular al momento pasional de la Oración del Huerto, ni imágenes representativas del mismo, ni iglesia sede, ni cofrades, ni medios económicos, ni nada, absolutamente nada. En abril de 1950 se redactaron los Estatutos; en julio siguiente eran aprobados por el prelado diocesano y, con ello, la Cofradía quedaba oficialmente constituida. A poco, se encargaba a prestigiosos artífices de Granada y de Sevilla a esculpir en primorosas tallas las imágenes titulares y, a menos de un año de su fundación, en la semana santa de 1951, la Cofradía del Huerto efectuaba solemne y brillantemente su primer desfile procesional, con dos pasos bellamente exhornados, más de doscientos hermanos penitentes revestidos con tunica y capirote, todos portando cirios encendidos, presidencia de autoridades locales, y numerosísimo acompañamiento popular, que compartía y admiraba lo que todo Ronda reconocía y comentaba como “el milagro de la Oración en el Huerto”.


También otra “vicisitud” convertida en la más bella realidad fue la creación de la rama femenina o damas cofrades, que rápidamente agrupo a más de quinientas señoras y jóvenes rondeñas, dirigidas por una junta propia – aunque subordinada a la Junta de Gobierno de la Cofradía – que, bajo la presidencia de D.ª Dolores Ruiz Agero, constituían la camarera-Fundadora D.ª Francisca León de Marín, D.ª Mercedes de Gálvez Quercop, D.ª Cristobalina Zarza, viuda de Ballesteros y D.ª Dolores Corró Granadino.
La rama femenina, a la cabeza su junta de damas, lucidamente numerosa y ejemplarmente devota, figuró ya en el primer desfile procesional de la Cofradía tras el paso de la Virgen titular, con escapularios y velas encendidas.
Efeméride destacada en el historial de la Hermandad fue el acuerdo adoptado por aclamación en su primer Cabildo General –mayo de 1951- de ofrecer el cargo de Hermano Mayor de Honor al Excelentísimo Sr. D. José Enrique Varela Iglesias, a la sazón Teniente General, Alto Comisario de España en Marruecos, en atención a sus relevantes merecimientos profesionales y en prueba del reconocimiento, afecto y simpatías que le profesaba nuestra ciudad por haber sido su liberador de la dominación marxista, en Septiembre de 1936. Con dicho nombramiento se ofrecía, a la vez, el de Camarera de Honor a su esposa, la Excma. Sra. D.ª Casilda de Ampuero y Gandarias.

El distinguido matrimonio contestó personalmente, aceptando en los mas afectuosos términos los nombramientos ofrecidos, y en diversas cartas autógrafas que se conservan en el Libro de Oro de la Cofradía , se patentizan los cordiales vínculos con que, desde entonces, y en todo momento, se sentían unidos a la misma. El ilustre General Varela fue, pues, hasta su muerte, el primer Hermano Mayor de Honor de la Oración del Huerto de Ronda. Su viuda, la marquesa de Varela de San Fernando, acudió personalmente a Ronda, acompañada de sus hijos, para presidir la procesión oficial del año 1954.
Al quedar vacante por fallecimiento de su primer titular, el cargo de Hermano Mayor de Honor, y deseando que éste quedara vinculado a alguna de las más esclarecidas figuras militares del Ejército español, la Cofradía acordó ofrecerlo al sucesor de aquél en Alta Comisaría, Excmo. Sr. Teniente General D. Rafael García-Valiño y Marcén. Como en el caso precedente, también dicho nombramiento llevaba aparejado el de Camarera de Honor para su ilustre esposa, Excma. Señora D. ª María de los Dolores Molina y González. Entre sus mas preciados documentos conserva la Hermandad sendas cartas autógrafas del distinguido matrimonio, aceptando complacidos dichos cargos, así como sucesiva correspondencia en la que manifiestan un sincero afecto e interés por la Oración del Huerto, puestos de evidente realidad al asistir ambos personalmente el Lunes Santo de 1958 a la procesión oficial de la Cofradía , en la que presidieron los pasos del Señor y de la Virgen titulares, respectivamente acompañados, en cada caso, de la Junta de Gobierno y otros cargos honoríficos, el General, y la Junta de Damas, su señora.

Desde su fundación, y en cuantas ocasiones le ha sido posible, ha celebrado la hermandad fervorosos actos de apostolado en los medios rurales comarcados, obteniendo copiosos frutos espirituales y entusiastas adhesiones en todas partes.




El paso en el cual procesiona Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto, es un paso de talla rondeña, atribuido al tallista local Don Luis García Marín, creado para ser portado por horquilleros, a varales entre los años 1950 y 2004, en el trascurso de los años 2004 y 2005, se procedió por aprobación en cabildo general, el cambio de varales a trabajadoras, un cambio que apenas afectó a la talla del paso, al cual se le adapto la canastilla del paso y retirándole los varales. Desde el año 2005, Nuestro Señor procesiona en un paso de costaleros.